fbpx

Encontrarse con manchas de aceite en el garaje es más común de lo que podríamos pensar. No solo afean el espacio donde se encuentren sino que hacen que el suelo se vuelva deslizante, pudiendo provocar un accidente. Por ello, hay que extremar los cuidados para no provocarlas.

En este caso es importante hacer que los conductores revisen el funcionamiento correcto de su motor y que tengan cuidado en el acceso y salida del garaje para evitar golpear el cárter con el suelo.

Adiós a las manchas de aceite en el garaje

Por otro lado, si ya hay manchas de aceite en el garaje, lo que se suele hacer normalmente es echarle serrín por encima y se deja durante un buen rato para que absorba toda la materia oleaginosa. Posteriormente se retira el serrín y con un detergente específico se limpia bien la zona donde estaba la mancha, algo que funciona muy bien si el interior del garaje es de asfalto.

En caso de que sea microcemento u hormigón alisado, se puede usar un producto específico para que rebaje el aceite y después puede recogerse de manera más fácil. El problema llega cuando la superficie donde está la mancha de aceite es porosa o cuando lleva mucho tiempo en el suelo, que hay que trabajar mucho para poder retirarla. En este caso hay que repetir el proceso y en ocasiones no siempre se consigue retirar al 100%, aunque sí reducir el color.

Lo más recomendable es contar con la ayuda de una empresa especializada en limpieza. No solo porque conocen qué producto deben utilizar para retirar según qué clase de mancha y qué superficie, sino que también utilizarán diferentes clases de dispositivos y maquinaria industrial para acabar con cualquier clase de mancha sobre las superficies más comunes o de las más inesperadas.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas