fbpx

Cualquier centro de trabajo como puede ser una oficina, debe contar con una atención específica en cuanto a limpieza se refiere. En algunos casos, son los propios empleados quienes se encargan de llevar a cabo la limpieza, sobre todo cuando se trata de una oficina en la que trabajan pocas personas. En oficinas de gran tamaño se suele tener un equipo especializado en todas las labores de limpieza, tanto del aseo, espacios de trabajo, limpiar cristales de la oficina, etc.

Limpieza de los cristales de la oficina. ¿Cada cuánto debe hacerse?

Si hablamos de la limpieza de los cristales… ¿sabemos cada cuanto hay que limpiarlos? Normalmente hay muchos centros de trabajo que suelen limpiarlos una vez al mes, aunque lo más recomendable es hacerlo una vez cada semana o cada 10 días como máximo.

Tener unos cristales sucios no da una buena imagen y si la oficina está cara al público es necesario que esté en el mejor estado posible, incluidas las ventanas. Cada parte de la oficina tiene una forma de limpiarse diferente y para ello también se usan materiales y productos diferentes para conseguir los mejores resultados.

Aunque a muchas personas les encanta el sol, su luz hace que las pequeñas manchas de lluvia destaquen mucho, así como los insectos y el polvo. Esa es una de las razones por las cuales hay que limpiar los cristales de forma periódica. Además, hay que hacerlo con productos específicos no solo para limpiar sino también para crear una película protectora al cristal.

De esta forma, usando productos específicos, el agua de la lluvia resbalará y no dejará marca de gotas, el polvo no se adherirá y las ventanas tendrán un mejor aspecto hasta una próxima limpieza, lo que dará un aspecto mucho más cuidado de cara a toda clase de visitantes.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas