fbpx

Dentro de la limpieza de oficinas hay un montón de objetos que deben ser muy tenidos en cuenta, como por ejemplo los aparatos electrónicos. Hay que limpiarlos bien, pero siguiendo determinadas pautas, aunque la primera y más importante es hacerlo con el dispositivo desenchufado para ahorrarnos problemas.

Limpieza de oficinas: Limpieza de los aparatos electrónicos

¿Sabía que los teléfonos pueden ser fuente de contagio? Los resfriados y enfermedades respiratorias se contagian por vía oral y por eso, es importante limpiar todo el teléfono, especialmente aquellas zonas que queden más próximas a nuestra boca.

El cristal de las fotocopiadoras puede contener infinidad de bacterias porque al cabo del día, muchas personas pueden hacer fotocopias y muchas de ellas tocan el cristal para colocar el documento a fotocopiar. Con el dispositivo apagado, hay que utilizar una bayeta de microfibra ligeramente humedecida en agua y un detergente neutro.

A la hora de limpiar un monitor de ordenador hay que ser cautelosos y no se debe usar un paño humedecido con agua dado que aun apagados, los monitores, así como muchos otros dispositivos electrónicos, guardan un poco de electricidad estática y se puede sufrir una descarga.

Para ello, hay que usar un líquido específico con características antiestáticas. Con ello se eliminará el polvo y la suciedad que haya podido quedar tanto en la pantalla como en el resto del cuerpo del monitor.

Nunca se deben utilizar productos de limpieza que resulten agresivos dado que pueden contar con agentes agresivos y dañar la pantalla o la superficie del dispositivo que estemos limpiando. Otro aspecto muy a tener en cuenta es que no hay que usar papel de periódico ni tampoco papel tisú, porque podrían producir pequeños rayones en la pantalla y eso es algo que no puede repararse.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas